viernes, 16 de septiembre de 2011

LA DIVERSIDAD EN EL AULA




Trabajar respetando la diversidad implica la valoración y aceptación de todos los alumnos y el reconocimiento de que todos pueden aprender desde sus diferencias. Todas las prácticas en el aula son complejas y cargadas de obstáculos, es preciso evitar la tendencia a atender un problema desde el sentido común apuntando sólo a lo más fácil, asumiendo las dificultades en el quehacer educativo.

No hay institución ni grupo de alumnos uniformes, y la diversidad implica complejidad. Pero eso no significa la fragmentación del saber. Comprender la diversidad implica buscar, para abordarla, diferentes alternativas tanto teóricas como practicas.

La diversidad no atiende a un sólo aspecto del ser, no considera únicamente los problemas de aprendizaje que se reflejan en el aula. Éstos frecuentemente son síntomas de un problema aún mayor, que podrá manifestarse en una imagen personal desvalorizada, en carencias ambientales o en problemas referidos a la sociabilidad. Por esto es necesario tomar en cuenta las diferencias individuales, ofreciendo oportunidades iguales sobre la base de la atención individual, que no es sólo atender al niño cuando tiene problemas, sino darle a cada uno lo que necesita, para lo cual se deberá buscar estrategias acordes con las necesidades detectadas en el diagnóstico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada